AGENDA POLITICA 25 DE OCTUBRE


COMPARTE ESTA INFORMACION CON TUS CONTACTOS...

 

= PALCO PREMIER =

 

= Reflejo de la competencia: ¡cuatro líderes!

= Primer clásico de clásicos: Tomateros-Naranjeros

= Astros-Houston, dos equipos con cien victorias

 

Jorge Luis Telles Salazar

 

Una vez que han transcurrido las dos primeras semanas de actividades, la conformación de la tabla de posiciones da una idea exacta de lo equilibrado de todos los equipos participantes en la actual temporada de la Liga Mexicana del Pacífico: cuatro de ellos igualados en el liderato, con marca de 7 victorias y cuatro derrotas.

Ellos son: Tomateros de Culiacán, Naranjeros de Hermosillo, Aguilas de Mexicali y Venados de Mazatlán. Hay consistencia en guindas, naranjas y aguiluchos; pero los rojos del puerto sinaloense es, por ahora, el equipo embalado.

Charros de Jalisco, que arrancó el torneo con cinco triunfos al hilo, solo pudo ganar uno de sus últimos seis juegos y está solo, en el quinto sitio, con saldo de 6-5. Todavía positivo.

Mayos de Navojoa, con 4-7, en el sexto.

Y empatados en el fondo del standing, Cañeros de los Mochis y Yaquis de Obregón. Su balance registra 3 victorias y 8 derrotas. Muy por debajo de los .500 de porcentaje.

Aparentemente existe una diferencia marcada entre el grupo de los cuatro de arriba y el resto de los clubes; pero, en la realidad, esto no es así. Subestimar a Cañeros y Yaquis o a Mayos por su mal arranque sería un error de parvulito. Baste remitirnos a la actuación de Los Mochis durante la temporada pasada y no se diga ya a la de Navojoa, ciudad en la que llegaron a soñar, incluso,  con el campeonato mismo,  tras la culminación de la primera etapa de la postemporada en enero pasado.

La verdad es que son equipos fuertes, de poder, competitivos. Las cosas no les han salido del todo bien hasta el momento; pero si todavía falta tiempo para la conclusión de la primera mitad, todavía resta más para que termine la temporada. Demasiado temprano aún para establecer juicios sin sustento.

¿Estamos?

= HERMOSILLO-CULIACAN, EL CLASICO DE LA LMP =

Y bien.

En el marco citado se inscribe la realización del primer clásico de clásicos de la presente campaña del circuito invernal: Naranjeros de Hermosillo-Tomateros de Culiacán.

Se trata del verdadero clásico de la LMP, sin duda.

Y aunque es hasta en la postemporada cuando los enfrentamientos entre Culiacán y Hermosillo levantan verdadera pasión entre sus respectivas aficiones, la verdad es que el atractivo es permanente, máxime cuando se crean condiciones apropiadas para ello.

Precisamente, para esta serie de lujo, el escenario es inmejorable: los dos tienen marca igual de 7-4 y existe, en esto, un riesgo ineludible: quien salga con un saldo negativo corre el peligro no solo de caer del liderato sino de desplomarse hasta la llamada segunda división en el standing.

Para Naranjeros hay la ventaja de la localía, lo que es real. Por alguna razón, la inmensa mayoría de los equipos suelen jugar mejor en su casa que en gira y este factor, sin ser determinante, podría jugar un papel importante en los resultados de la semana.

Según la rotación de abridores del manager Benjamín Gil, Tomateros tendrá excelentes cartas en todos y cada uno de los tres partidos: en el primero, por ejemplo, Andrés Iván Meza, a quien no le fue del todo bien en su presentación; pero la categoría del culichi es innegable. En el segundo, estará Anthony Vázquez – metido en el ten top – y en el tercero, el norteamericano Dusten Knight, tras dos buenas salidas.

Aquí, en el pitcheo, está la mejor arma de Gil. Lo ajustado de los marcadores de todos sus partidos son un fiel reflejo de ello. Y ahí está también la estadística, que no deja mentir.

Hermosillo, a su vez, responderá con Casey Coleman, Ryan Verdugo y Chandler Shepperd.

La legión extranjera en pleno.

Adicionalmente está el punto de observar de cerca al chamaco Alejandro Flores y su quemante inicio dentro de la alineación de los Naranjeros, con un impresionante porcentaje de .529, notablemente superior al .450 de Sebastián Elizalde, que es el segundo en bateo individual y quien, en definitiva, ha venido por el año de su consagración.

Y si le buscamos, seguramente nos toparemos con otros ingredientes. Baste puntualizar, sin embargo, que con solo puntualizar que los protagonistas son Naranjeros de Hermosillo y Tomateros de Culiacán, el espectáculo está asegurado.

Así de fácil.

= LAS OTRAS PLAZAS =

Ahora que.

Ese empate en el primer sitio del standing se romperá irremediablemente a la mitad de la semana beisbolera, en sincronía con las series que arrancan este martes en otras plazas de la Liga Mexicana del Pacífico.

Veamos:

En Guadalajara, por ejemplo, los Charros de Jalisco recibirán a los colíderes Aguilas de Mexicali, para muchos el gran favorito para repetir como monarca. Charros viene de una semana malísima en la que solo logró una victoria en seis partidos; pero en su casa los tapatíos son otra cosa. Excelente, por ejemplo, la planta nacional basada en elementos como Manny Rodríguez, Agustín Murillo y Amadeo Zazueta. Si los Charros quieren representar a la Liga en la Serie del Caribe Guadalajara 2018, no pueden permitirse más descuidos. Todavía juegan por encima de .500; pero cuidado con los Aguilas de Mexicali.

En Navojoa, a su vez, los Mayos de aquella región del mero sur de Sonora serán anfitriones de un equipo enrachado y en  buen momento como lo son los Venados de Mazatlán. Los rojos, cierto, tuvieron un mal principio; pero han enderezado el camino y lucen como un team alegre, entusiasta y motivado. La combinación de resultados podría consolidar a Mazatlán en el primer lugar. Sin embargo, también puede mandar a los Venados hasta el sexto sitio, como mínimo. Ya veremos.

Y en Los Mochis, la otra cara de la moneda. La lucha entre Cañeros de los Mochis y Yaquis de Obregón será por salir del frío sótano y comenzar a subir la escalera hacia la primera división del standing. Estar ahí es incómodo y difícil abandonarlo cuando las fechas del rol regular comienzan a transcurrir inexorablemente. Será un duro golpe para quien pierda el desafío.

Así que, con todo y lo apretada que está hoy día la tabla de posiciones, esta semana arrojará alguna claridad.

Ya lo verá usted.

= EL COLOFON =

A manera de colofón.

No se nos hizo ver una nueva Serie Mundial entre Dodgers de los Angeles y Yanquis de Nueva York; pero, bueno, a manera de consuelo hay que admitir que la gente de Houston se merecía una alegría como esta, tras la devastación causada por el huracán del mes pasado, aderezada, todavía más, con las patanerías y majaderías de su presidente Trump. Todavía hay muchos problemas en Houston; pero, de algún modo, está la innegable felicidad de ver a su equipo en el clásico de otoño, más allá de si los Astros son o no los campeones del beisbol a nivel mundial.

Y bueno, con una marca de 100 victorias, es también un justo premio a su desempeño.

Dodgers de los Angeles superó, por su parte, los 100 triunfos durante la temporada, así que de ganar la Serie Mundial será un acto de justicia elemental.

Ya veremos.

Y como buen mexicano, voy a los Dodgers.

Y con esto, nos vamos ya, con nuestros deseos de siempre: que Dios los bendiga.

=0=

Anterior Exige el PAN sinaloa al gobernador respuestas en feminicidios
Siguiente Pon Pin Show sigue puro PA delante!

Sin comentarios

Deja una respuesta