El Presidente está de acuerdo en cambios a Reforma Eléctrica, pero que “mantenga su esencia”


Comparte ésta información con tus contactos

Legisladores podrían realizar cambios a la iniciativa de Reforma Eléctrica, solo si se mantiene su esencia, dijo el presidente López Obrador


El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que se le realicen cambios a su iniciativa de Reforma Eléctrica, siempre y cuando se mantenga su esencia: convertir a dicho sector en una industria estratégica para el país.

Pues sí (aceptaría cambios a la iniciativa), siempre y cuando se mantenga la esencia de la iniciativa: ¿cuál es la esencia?, que la industria eléctrica sea una industria estratégica propiedad de la nación, de todos los mexicanos y que es la generación, la distribución de la energía eléctrica no tenga propósitos de lucro”, detalló.

“Si eso se sostiene, la rectoría del Estado en el manejo de la industria eléctrica, adelante (con los cambios a dicha reforma constitucional)”, agregó.

La reforma del presidente López Obrador causa controversia porque transformaría a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de una empresa productiva del Estado a un organismo estatal que controle un mínimo 54 por ciento de la generación eléctrica, dejando al sector privado el restante 46 por ciento.

Sobre este aspecto, declaró que los empresarios deberían estar agradecidos por este 46 por ciento del Sector Eléctrico.

¿Saben cuánto es esto (el 46 por ciento)? Toda la electricidad que se consume en Argentina, un país de 59 o 60 millones de habitantes. Deberían estar agradecidos, nada más que no tienen llenadera. Se quedaron con la costumbre de robar a manos llenas”, recalcó.

La iniciativa, que modificaría los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, también priorizaría el despacho de las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la CFE sobre las privadas de sol y viento.

La reforma constitucional es la primera que envía López Obrador tras las elecciones intermedias de este año, en las que su alianza de partidos conservó la mayoría absoluta, pero perdió la mayoría calificada de dos tercios de la Cámara Baja necesaria para modificar la Constitución.

Hace unos días, partidos de oposición y del oficialismo mostraron apertura al diálogo tras días de tensión por la reforma constitucional a la industria eléctrica que el presidente López Obrador envió para limitar la participación de los privados.

Anterior López Obrador reclama que FGR “se está tardando” en el Caso Lozoya
Siguiente UNAM se volvió individualista y neoliberal: López Obrador