LO DIJO MONTOYA, 19 DE JUNIO DE 2022.


COMPARTE ESTA INFORMACION CON TUS CONTACTOS...

ÉL SI SE LLAMA JAVIER 4° PARTE


Por: Roberto Montoya Martínez

En La entrega pasada nos platicó del paréntesis que hizo en la radio para dedicarse a otras cosas. Previo a esto, estuvo 3 años en XENW y 6 meses en Grupo Acir. Justamente estando en ese corporativo, decidió poner en pausa su actividad radiofónica, dado que entró en él el espíritu emprendedor.

Tras el cierre de su negocio, se dedicó a las ventas, primero de coches y luego de radios personalizadas. Ahora este locutor y DJ nos comparte la dicha que le embarga, pues pronto volverá al radio.

SI SOY DJ ES GRACIAS A NEGRO VALDIVIA

“Si soy DJ, también se lo debo al Negro Valdivia (QEPD). Estamos hablando de 1984, 1985 cuando tuvo la brillante idea de comprar un equipo de sonido. Con eso amenizaba en fiestas de amigos donde era contratado. Sus hijos eran menores que yo, sin embargo, él me invitaba a verlo trabajar en esas reuniones. A partir de ese momento aprendí los secretos del oficio, gracias a que me empecé a relacionar con gente del ambiente.

Preguntaba -¿Cómo le haces para esto? ¿Cómo le haces para aquello?- Mi primer tocada como DJ en solitario fue en diciembre de 1985. Contaba con 14 años de edad. Estando en la preparatoria me sacaban de clase para que fuera amenizar fiestas. Había un saloncito de fiestas llamado “El Grillo” donde se hacían reuniones.

Igual iba a amenizar a “La Vaquita Inn”, seguro te acuerdas de ese salón de fiestas que estaba en seguida de la CFE. Total, me sacaban de clases para ir a tocar, y así me la pasé hasta que me fui a Guadalajara”.

ASÍ COMENZÓ AREA 8

“La Historia de AREA 8 comenzó justamente en la pandemia. Trabajaba por entonces en Plaza Mariachi cuando se dio la orden de que estuviéramos todos confinados.

Naturalmente no me afectó el encierro, pues no faltaba en trabajo en casa, sobraba, cosas que por angas o por mangas uno dejaba pendiente y las llevé a cabo. La música me acompañó en ese proceso, ya sea colgado de internet o checando novedades, en fin.

Alrededor del mes de mayo, lapso en que todos tuvimos la encerrona obligada, conecto un teléfono, que chistoso, mi controlador, mi computadora y comencé a transmitir viéndome, solo había sonido ambiente a través de una bocina.

Mis contactos en Facebook se percataban de que yo estaba vacilando solo y poniendo música. Me instalé en la planta alta de tu humilde casa, ahí había una recámara que estaba habilitada como bodega. Ahí justo instalé mi equipo.

Previo a esto, transmitía en la planta baja, estaba en una mesa, improvisaba todo. Naturalmente se generó un malestar con mi familia, pues la música estaba tan fuerte que no les permitía ver la tele o en su defecto, mi hija no podía leer un libro porque la distraía.

Fue ahí cuando decidí subirme a la planta alta, encontré la recámara que te conté y ahí me planté. Para eso pedí ayuda a mis dos hijos para sanear el espacio. Se hizo limpia para tirar lo que no servía y dejar lo que era útil.

El 90% de lo que había en ese cuarto se tiró, pues eran cosas inútiles. Compré pintura, lo remocé y decoré el cuarto con discos en una pared y en la otra con cuadros que conseguí.

Tenía yo por entonces buena relación con el dueño del antro DÉCADAS, y le propuse que hiciéramos DÉCADAS RADIO los domingos por la noche a través de mis redes sociales. La dinámica era simple, un DJ como locutor complaciendo a la gente con las canciones que se ponían en DÉCADAS. Te aclaro, que AREA 8 fue previo a DÉCADAS RADIO.

La razón por la cual surgió este concepto es porque necesitaba hacer algo. No solo divertir a la gente, sino también entretenerme yo, a manera de terapia.

Todo esto lo platiqué con colegas DJ’s y les pregunté qué onda con el concepto AREA 8, y me dijeron que bien. Más me formularon la siguiente pregunta ¿Por qué AREA 8? La respuesta es muy sencilla:

Me apellido Ochoa, Me pongo siempre el número 8, nací el 8 de septiembre de 1971, si sumas 7 más 1, te dan 8. He de ahí que se llama AREA 8. Muchos, al modo, dijeron que el nombrecito no iba a pegar, pero hablé con un colega DJ, Kiki Medrano, y este me diseñó la imagen de mi concepto.

El logo y todo lo relativo a mi concepto lo hizo él, con eso tuve para empezar a transmitir. Yo quise hacer una especie de transmisión radiofónica. Entonces busqué entre todos mis cachivaches y encontré N cantidad de cables, hice pruebas, conexiones y nada funcionaba, hasta que encontré un cable de Nokia con tres entradas.

Hice las conexiones pertinentes, comencé a transmitir, ye resultado fue maravilloso. Se escuchaba con la misma calidad de una emisora de FM. Muchos quedaron sorprendidos y dijeron ¡No la raspes! ¿Cómo le hiciste?

Les expliqué como estaba el rollo, me sugerían que comprara cables especiales, a lo cual dije que no, pues con lo poco que tenía la armaba. Con un micrófono, mi teléfono, mi computadora, un controlador, y bocinas para monitoreo, empecé a transmitir, haciendo mis mezclas, platicando con la gente, vacilando y pasándomela bien.

Así nació AREA 8, donde no solo me entretenía yo, sino también la gente que me veía en redes sociales. Por ese lado, bendita sea la pandemia”.

DE REGRESO, CORREGIDO Y AUMENTADO

“El concepto AREA 8 quedó fuera de servicio tan pronto se normalizó la cosa, pero volverá por sus fueros pero a través de la radio tradicional.

Solo que habrá un cambio de nombre. Se llamará AREA 89. Conservará su nombre, su logo, su esencia, pero se agregará un número más para estar a tono con la estación, aunado a que la temática musical del programa serán las décadas de los 80’s y 90’s. Todo se está dando, el número de la emisora en el dial, 89.5 está que ni mandado a hacer para el proyecto.

En principio estaba pensado para @95.3, pero Enrique Torres y yo cambiamos de idea, y optamos por hacerlo en Romántica, precisamente porque el público de esa estación es justo el target al que va a ir enfocado este programa”.

ASÍ LE VAMOS A HACER

“Originalmente el programa estaba diseñado para invitar a DJ’s y poner sus propias mezclas de música, recurriendo a lo que alguien hace por ahí. Originalmente iba a durar una hora el programa, pero enrique me dijo –Que sean dos horas- Es decir, que por el mismo precio serán dos horas de transmisión diaria, pues de esa forma incrementamos el número de patrocinadores. En principio, el programa iba a ser hablado, pero ahora la mecánica será la siguiente:

Durante la primera hora de programa, tendremos como invitados a DJ’s de la vieja escuela, que manejan el mismo repertorio que yo, algunos siguen en activo, otros tantos en el retiro, pero se les va a dar oportunidad a todos.

Ellos mismos grabarán sus bloques de música con duración de 15 minutos cada uno, pero eso será en la segunda hora del show, porque en la primera el invitado podrá hablar de su trayectoria, de sus vivencias y pasajes dentro de su carrera, de la música, de lo que quiera.

La gente juega un papel muy importante, pues podrá participar con llamadas o pidiendo una canción y se la ponemos si está en nuestras manos hacerlo.

Nuestro concepto es música para fiesta, dando al traste con el perfil de la emisora que es eminentemente romántico. Nosotros armaremos una fiesta diaria de 8 a 10 p.m. No descartamos las baladas, pero también incluiremos cumbias, dando un toque de versatilidad al programa.

Es como regresar a esas fiestas que se hacían en los 80’s en aquellos míticos lugares, cuyos nombres podré mencionar debido a que ya no existen y que son referencia obligada para el contenido de esta programación.

Va a ser un rollo más anecdótico y vivencial, evocando los recuerdos de aquellos felices días con música para bailar, pero como te digo, también habrá baladas, pero pondremos el acento en esas canciones románticas que han sido olvidadas de las parrillas de programación de las radiodifusoras, pues estas ponen las de cajón, las quemadonas, las más comerciales. Tendremos música muy selecta en ese tenor”.

MUY PRONTO ESTARÉ AL AIRE

“Este lunes 20 de junio arrancamos con este proyecto, cuya dinámica la volveré a explicar: de lunes a jueves, una hora con invitados y la segunda hora música mezclada, y el viernes, todo el programa pura música, por si alguien tiene una reunión en casa, que la amenice poniendo la frecuencia 89.5 fm. Se va a privilegiar la música en español, porque a mí me gusta escuchar cantar a la gente sus canciones favoritas en las Tocadas, me fascina el frenesí del público cuando corea una rola. Para mí eso es un aliciente para que la fiesta esté más animada”.

LOS TIEMPOS DE DIOS SON PERFECTOS

“Este regreso a la radio se dio de forma fortuita. Resulta que estaba animando el cumpleaños de un locutor de Radiorama, Bryan Elizalde, previo a esto, mi hija que está estudiando la carrera de comunicación me hizo la siguiente pregunta, -¿Por qué no vuelve a la radio?- A lo cual le contesté –Ah, ¿Para qué? Estoy muy viejo.

Ya no estoy para esos trotes- Acto seguido me habla Pepe Cosío, que fue mi partner en la NW, tenía él un programa que yo le operaba en la emisión de los domingos, y me hizo el comentario de que uno de los locutores de Radiorama iba a festejar su cumpleaños y necesitaban un DJ, me preguntó si aceptaba el jale, a lo cual le dije que sí.

Fue en martes si mal no recuerdo. Empezó la fiesta a las 8 p.m. y en vez de terminar a la 1 a.m., acabó a eso de las 3 a.m. Previo a la fiesta, Enrique Torres se acerca a mí para saludarme y platica, preguntando que es lo que ha sido de mi vida, y le dije que no tenía chamba.

Él me preguntó si quería regresar a la radio con un concepto así y asado. Curiosamente el concepto que me propone ya lo había manejado antes en mi página de internet. Recuerdo que entrevisté a “El Caifán” para mi página.

Entonces me reí y le contesté –Ya estoy viejo, él responde –Viejo el viento y todavía sopla. Éntrale. Tienes mucho que dar- No voy a negarlo, tengo 50 años.

Total, estuvimos cotorreando un rato, hice mi chamba, la fiesta fue un éxito, y antes de partir me invitó a platicar con él en su oficina. Desde esa noche y durante casi una semana, tenía el gusanito metido, entonces me animé, le pedí audiencia, fui a su oficina y escuché su propuesta para volver pronto al radio, junto con lo que había hecho yo con anterioridad, que le encantó mi trabajo, pues la fiesta estuvo colosal, la gente la pasó bien.

Enrique dijo que encontró en mi lo que buscaba, un DJ, pero que a su vez fuera locutor, productor y vendedor. Me pintó de cuerpo entero.

La última palabra la iba a tener yo. Tras dos semanas de estarla pensando, me decidí, y dije sí. Cuando Dios tiene planes para uno, se dan de una forma inusitada.

Primero el comentario de mi hija, luego Enrique Torres me contrata para una fiesta, a su vez me invita a regresar al radio. La pregunta de los 64 mil pesos rondó mi mente ¿qué hago? Tengo que vivir, necesito trabajar.

Tengo jale de DJ, pero lo que gano no es suficiente para cubrir las necesidades de mi familia. Si todo sale bien, este 20 de junio haremos girar las tornamesas de la 89.5 fm. Más allá de lo platicado con Jonathan y Enrique, hablé con un camarada y lo importante es posicionar mi marca”.

Todo tiene una razón de ser. Lo que comenzó como divertimento en la pandemia, ahora ya lo puede escuchar la gente por el 89.5 fm. Visiten AREA 89.5 todas las noches de 10 a 11 hrs. Por ROMÁNTICA.

Nos da gusto que vuelvas al aire después de 23 años de ausencia. Ten por seguro que te vamos a disfrutar. No se pierdan el regreso de este comunicador. No olviden su nombre: Él si se llama Javier. Que haya suerte y algo más.

Anterior Alertan en Edomex por presencia de araña violinista
Siguiente Los que vienen pueden ser hasta mejores”, dice AMLO sobre próximo gobierno