LO DIJO MONTOYA MAYO 4 DE DE 2022.


COMPARTE ESTA INFORMACION CON TUS CONTACTOS...

WONDER WOMAN 2° PARTE


Por: Roberto Montoya Martínez

Como un libro abierto, Nelly Peña comenzó a hablarnos sobre su vida. Su madre al igual que ella, es madre soltera. Con dos hijas tuvo que pelear por la vida, a fin de que no les faltara nada. Teniendo este referente, la comunicadora sigue su ejemplo de perseverancia y ahínco. De joven comenzó a trabajar en el modelaje. Pese a los malos augurios, fue una figura muy solicitada, tanto en pasarelas como en proyectos audiovisuales. Al entrar a la universidad, se convención de que lo suyo era la comunicación.

Al salir de la escuela entró directo a la TV, previo a esto, estaba por recibir la visita de la cigüeña. Para ella hubiera sido fácil haber dejado la escuela para irse con el padre de su hija, pero no podía traicionar la confianza de su madre, ni abusar de su buena fe. Así que no solo concluyó sus estudios, sino que también trajo al mundo a Adele, que sí traía torta bajo el brazo. Aquí van más vivencias y pasajes de nuestra amiga Nelly.

ME SALVÉ DE LA GUILLOTINA

“2020 fue un año terrible para todas las empresas, en todos los rubros. Eso incluye a los medios de comunicación. La pandemia del Covid paralizó todo tipo de actividades, dejando solamente las que eran esencialmente necesarias, y una de esas es el entretenimiento a través de los medios de comunicación. A raíz de lo antes dicho, TV Azteca aplicó la de la tijera vengadora y despidió a mucha gente, incluyéndome a mí.

Sin embargo, lograron rescatarme, pues, según supe, me necesitaban, ya que yo podría abarcar todos los flancos. Lo mismo podía estar en conducción de noticias, lo mismo estar de reportera de calle, sin descuidar mi faceta como comentarista deportiva, total, querían tenerme a la mano para lo que pudiera ofrecerse. Me hicieron un nuevo contrato, me salvan, pues estaba en la tablita al igual que varios compañeros.

Continúe en la empresa un rato más, entonces comprendí que en una crisis sanitaria como por la que estábamos pasando, tener trabajo era una bendición. Incursioné en el área de noticias, ahí estuve de la mano de Paul Villegas, fui reportera de calle, tanto de nota dura como de historias de corte humano. También tuve a mi cargo la emisión vespertina de HECHOS, supliendo a Paul eventualmente.

Ha de saber que ambas cosas jamás las había hecho. Lo tomé como reto personal, dado que el ámbito noticioso es distinto a lo que estaba acostumbrada a hacer, que era lo deportivo y el entretenimiento. El dar una nota y comentarla al aire, o simplemente leerla, es una gran responsabilidad, por todo lo que ello implica.

No basta con aprenderte la nota para transmitirla al aire, es conocer el contexto, empaparte de la información, entrar en esa dinámica y decir la información correctamente para evitar meterme en dificultades, pues parte del contenido que se comenta en noticias es sumamente delicado, y no es mi estilo pisar callos. Al tiempo, se retomó lo de un programa de deportes, sobre la marcha me percaté que la televisora ya no estaba trabajando de la misma forma, lo estaba viendo venir. Dicho de otro modo, mi ciclo en el canal estaba por terminar”.

AHORA SÍ, ME FUI DE A DE VERAS

“Un día me llamaron los ejecutivos para informarme que el show de deportes saldría del aire porque había la necesidad de cambiar de casa productora para el programa. En vez de que la emisión siguiera siendo producida por el centro de operaciones, se realizaría con una casa productora de la localidad, a lo cual estaba de acuerdo.

Cuando Azteca me volvió a contratar fue por medio del Centro de Operaciones, que por cierto, me pagó mi liquidación, ya que ante la falta del espacio antes citado, mis servicios en el canal ya no eran necesarios. En un intento fallido para sostenerme en la empresa, los ejecutivos me pidieron paciencia y que aguantara vara, ya que me prometieron retomar lo del programa deportivo, dándole un formato dinámico, parecido al de LOS PROTAGONISTAS.

Les tomé la palabra, me esperé tres meses hasta que les dije –Ya estuvo suave- Como ya me habían dado mi carta de retiro, les pedí que me dejaran marchar, pues al no tener proyecto en la televisora, se me abrirían nuevas oportunidades de trabajo en cualquier medio.

Le argumenté que ya esperé suficiente tiempo y no veía claro, es por eso que les pedí que me dejaran partir. Necesitaba avanzar, necesitaba crecer profesionalmente. Entendieron la situación, mis jefes me liberaron de ese yugo. Comprendieron que no se puede a fuerza estar, y menos vivir de promesas. Sin embargo les dije que podían contar conmigo para lo que sea, cuando llegue la ocasión. Así fue como finalicé mi ciclo en Azteca.

Les di a ganar, me dieron a ganar. Ni me quedaron a deber, ni les quedé debiendo. Quedamos en santa paz. Tiempo después me procuraron para ver si volvía con ellos, pero cobrando un salario menor al que estaba ganando cuando estaba de planta.

Total, no llegamos a un entendimiento. Las negociaciones no prosperaron, ya que se empecinaban en pagarme un salario menor al que me daban en otras épocas, a lo cual dije que no, más que nada por dignidad profesional. De esa manera finalicé mi ciclo en Azteca, lo cual publiqué en mis redes sociales, ya que de esa manera podría surgir algún proyecto o tener una oportunidad de trabajo.

En cuanto a la televisora, se enfocó a los noticieros, debido a que son más rentables y además, son parte de la imagen del canal. Los programas de revista y los deportes no son negocio para la local de la cadena, ya que representan un costo que no podían sostener. Me fui en paz, sin agravios, ni rencores. Me marché con el corazón lleno de agradecimiento, y poniéndome a la orden del canal por si algún día se ofrece. Ya se la sabe profe, arrieros somos, y en el camino andamos”.

DE CASTING EN CASTING

“A los 18 hice casting para el CEA de Televisa en la CDMX, a los 19 hice casting para la Isla el reallity, cuando estaba en Azteca lo volví a hacer para la última temporada en todos llegué a las últimas instancias de enfrentarme en competencias con otros participantes por entrar y pues mi más reciente casting para el papel de Gloria Trevi de su Bioserie llegue al segundo filtro y aún con la esperanza de conseguir algo”.

AGUACHILEROS: MI REVANCHA EN EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS

“Me siento muy feliz de seguir adelante con este proyecto, modesto si usted quiere, pero es sumamente gratificante lo que hago, porque si ya te dedicas a emprender, tu negocio lo vislumbras como algo que puede crecer al corto, mediano, y hasta largo plazo. Haremos algo de historia. Todo comienza en mayo del 2020.

Estábamos en el periodo de confinamiento total. Tenía algo de dinero ahorrado, y empecé a trabajar sobre una idea. Yo siempre fui mujer de negocios. Mi antecedente fue un puesto de burritos que abrí siendo una estudiante universitaria. Un chavo que era mi socio y yo montamos un local en la calle Buelna, contra esquina de la prepa Central de la UAS.

Todo iba bien, pero ante la falta de capital, no duró mucho abierto el local. Pasaron alrededor de tres meses cuando decidí bajar la cortina ante la falta de presupuesto. Me quedé con la espina clavada y me puse a analizar sobre esta experiencia. Si hubiera tenido dinero, lo habría sacado adelante, por desgracia, el hubiera no existe.

Volviendo al punto, la pandemia provocó el cierre de muchas empresas, mucha gente que quedó sin trabajo. Para mi buena suerte, yo continuaba en el canal, pero nomás pisaba la base porque no había casi actividad, tenías que sacar tu trabajo a como diera lugar, no podíamos tener mucha exposición en la calle, en fin.

Una de las víctimas de la pandemia fue uno de mis vecinos que es chef, que por desgracia se quedó sin empleo. Le propuse que participara en mi negocio. Mi inspiración fue el evento del aguachile más grande del mundo, que por aquel entonces se realizó un mes antes de la pandemia.

Como la comida es algo seguro y que siempre deja buenos dividendos, aposté por hacer algo con mariscos, pero no ceviche de a litro porque era algo ya muy visto, así que le comenté que sería innovador hacer aguachiles por orden, ya que no había eso en el mercado, contrario a los ceviches, que por default ya están listos, se sirven y ya estuvo. Mi socio aceptó, y hasta me dio algunas ideas, entre ellas, de dotar una imagen al nuestro negocio, probar con algunas salsas, tener un toque muy particular en la presentación del platillo, en fin, esos pequeños grandes detalles.

Yo invertí el capital, y él aportó su talento y experiencia en el arte culinario. Tan luego aterrizamos la idea, comenzamos a invitar a nuestros amigos, contactos y gente del círculo cercano a que probaran nuestro platillo.

A la larga metimos publicidad a través de redes sociales. Nosotros llevábamos la orden a domicilio, ya que la gente no podía salir, pero tenía antojo de probar algo de la calle. Pian pianito fuimos construyendo nuestra clientela, ofreciendo un platillo delicioso y hecho con los más altos estándares de calidad.

Sobre la marcha fuimos mejorando el sabor, la consistencia de las salsas, la presentación, el experimentar con otros ingredientes, en fin. Mi visión sobre el negocio es de hacerlo crecer, y lo puedo lograr. Hemos trabajado mucho y sé que mi empresa puede llegar a tener muchos alcances como varias del rubro. El negocio crecerá a como yo lo quiera y desee”.

LA COMIDA ES UN GIRO MUY CELOSO

“El manejar el negocio ha sido muy complicado, pues la comida es por demás demandante, aparte su manejo es delicado. Al comensal tienes que ofrecerle lo mejor, tanto en sabor como en presentación y calidad. En el caso de los mariscos, merecen especial atención por sus características. Si tienes una tienda de ropa, las prendas pueden moverse, permanecer ahí el tiempo que sea menester, no así los alimentos, cuya atención es primordial, y su manejo es delicado.

Empero, ha sido una experiencia gratificante. Mi negocio se ha ido expandiendo, hemos aprendido sobre la marcha, y hasta nos han tomado en cuenta para eventos especiales. Tuvimos el privilegio de haber sido invitados al Festival del Taco que se celebró el mes de marzo pasado.

Tuvimos buena respuesta del respetable, lo cual para nosotros es ya de gran satisfacción, prueba inequívoca de que el producto es del gusto de todos. Con oportunidades como esta, el producto va ir ganando adeptos, y la marca se estará posicionando poco a poco. Estamos en franco crecimiento. Por eso estamos trabajando con denuedo y dedicación”.

EN LOS NEGOCIOS, VALE MÁS ESTAR SOLO

“La sucursal que tengo en la colonia Stase, que es la ventiúnica, la que ha estado siempre, solamente es para ordenar y recoger. Por un tiempo tuvimos una sucursal en Las Quintas, en sociedad con la propietaria de la pulquería LA MARTONA, cuyo negocio tuvo que cerrar, debido a lo elevado de los gastos de operación.

Tras declararse mi ex socia en bancarrota, me quedé solo con la sucursal que hemos tenido desde siempre. No descarto la posibilidad de expandir mi negocio. Ando en busca de un local donde establecerme, sin descuidar mi centro de operaciones base, pero para ello, debo recuperarme económicamente para poder hacer una inversión de este tipo.

Un emprendedor la sufre, y más si tiene planes de expansión de un negocio, tal es mi caso. Debo esperar a que mi barco llegue a puerto, como se dice coloquialmente, y no estar atenida a ningún socio capitalista, pues cada cabeza es un mundo.

Un socio no solo colabora conmigo sino que también tiene que atender su negocio, solventar sus propios gastos operativos, pagar los servicios, invertir en mejoras de su empresa, y así no se puede. Por eso mejor prefiero manejarme por la libre al momento de que tenga otra sucursal, aunado a que un socio no comparte tu misma visión y misma perspectiva.

En ese tenor, prefiero caminar sola, pues yo sé lo que quiero y a donde quiero llegar con mi negocio. Mucha gente abre un negocio solo para probar suerte, o porque tenía algo de dinero ahorrado y le dio gana de poner un negocio.

En mi caso, no solo invertí dinero, sino también tiempo y mucho esfuerzo. Le metí mucha plata a mi changarro, al grado de que de un tiempo a la fecha dependí de él económicamente, que esa es la tirada de poner un negocio, que te genere ingresos, no ponerlo nomás por ocurrencia”.

Fue oportuno que la mujer maravilla nos platicara sobre su faceta empresarial, ya que en estos días su establecimiento de nombre AGUACHILEROS celebrará dos años de operaciones. Ella nunca imaginó que un negocio abierto en tiempos de pandemia no solo lograra sobrevivir, sino que también construyó una clientela y tener un posicionamiento en el ambiente gastronómico.

En la siguiente entrega, nos platicará de una actividad que tuvo que poner en pausa no por gusto, sino porque tenía otras prioridades: La actuación. Por lo pronto, muchas felicidades. Enhorabuena. Que tu empresa siga creciendo. Que tengas suerte….y algo más.

Anterior Autoridades presentan el programa de “Brigadas de Protección Civil Comunitarias 2022”
Siguiente Toman acuerdos Coordinación de Inspección y Vigilancia y vendedores ambulantes en torno a la venta de flores este próximo Día de las Madres