LOS PUNTOS SOBRE LAS IES.


COMPARTE ESTA INFORMACION CON TUS CONTACTOS...

 Despacio, don Andrés Manuel


      - José Angel Sánchez López -

La prudencia es el más excelso de todos los bienes. Epicteto de Frigia

En las dos semanas siguientes al día de las elecciones el virtual Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador mantuvo un acelerado ritmo de actividades y anuncios de lo que hará cuando asuma la máxima representación de nuestro México.

Actitud ésta que se refleja también en algunos miembros de lo que será su gabinete, si no cambia de opinión a última hora, y así hemos visto declaraciones apresuradas y sin sustento que resultaron falsedades lo mismo que contradicciones de los compromisos de López Obrador.

Por ejemplo, el virtual Secretario de Hacienda Carlos Urzúa ya echó para atrás el compromiso de no mas gasolinazos ni baja del precio del combustible, argumentando que habrá “ajustes” en base a la inflación pero… si se dispara el precio del dólar pues… Si habrá!

Mas grave aún las despistadas o aceleradas declaraciones de otros colaboradores como la coordinadora del Consejo Asesor para Garantizar la Paz, Loretta Ortiz, que anunció la participación del Papa Francisco en las mesas sobre la amnistía a criminales, lo cual fue desmentido de inmediato por el Vaticano y luego resultó que apenas se le va a enviar la invitación. Adelantada la señora.

O las declaraciones del Padre Alejandro Solalinde sobre  un supuesto acuerdo entre el EZLN y el gobierno de López Obrador, que también tuvo inmediato desmentido.

El mismo Andrés Manuel ha dado muestras de acelere al declarar que pidió al Presidente Peña Nieto que no contrate mas gente ni firme contratos.

Si lo hizo, guárdeselo, pero no haga público algo que da a entender que desde ahora ya manda y el Presidente en funciones obedece.

Peor aún, el anuncio de que ordenó la cancelación de un contrato para la compra de helicópteros a Estados Unidos, cuando aún no tiene facultades para ello.

Por otro lado hace declaraciones de lo que pretende hacer provocando desde hoy confrontaciones con otro poder constitucional como es el judicial.

La Suprema Corte de Justicia no está bajo las órdenes de la Presidencia y el Presidente solo tiene facultades para disminuir y poner techo a sueldos en el Poder Ejecutivo que estará a su cargo. Nada más. Que son abusivas las percepciones de los ministros y el nepotismo que ahí anida, ¡es cierto! Pero…

Por mandato constitucional la SCJN es uno de los tres poderes de la Unión.

También pone en estado de alerta a la burocracia federal con el pretendido recorte no solo de personal, si no de sueldos y la transferencia de las Secretarías de Estado a diversas entidades.

Ya la FTSE hizo público un memorándum demandando se respeten los derechos de los trabajadores y si se dan los cambios que sean paulatinos y se garantice vivienda adecuada y otros elementos que aseguren un buen medio y sistema de vida.

Por otra parte, el regreso del Estado Mayor Presidencial al Ejército no es cuestión de una decisión caprichosa y ya.

Hay leyes que deben respetarse y si no está de acuerdo, en sus manos está enviar las iniciativas correspondientes al Congreso en donde tiene mayoría simple y a un paso de la calificada con la que puede, incluso cambiar la Constitución.

 

¡Aguas!

Decisiones estas, entre otras que si se aplican de golpe y porrazo, sin respetar lo que dicen las leyes, pueden llevar a controversias constitucionales que exhibirían las torpezas de quien o quienes las apliquen.

Hay además promesas y compromisos que no se ve en la realidad como puedan cubrirse.

Por ello considero muy interesante lo que comenta Bernardo Graue Toussaint en su artículo “Serénese, Presidente”:

“Ganó la elección. Ya debe dejar atrás su retórica de opositor. Está usted obligado a ser una voz que hable, sin distinción, a todos los mexicanos. SERENE SU PALABRA. Para todo lo que pretende y promete no hay recursos financieros suficientes. USTED LO SABE. Los ingresos petroleros han decaído y el mercado de los hidrocarburos no pasa por su mejor momento; la recaudación fiscal sigue siendo muy pobre; está en riesgo nuestra relación con nuestro principal socio comercial, etc. A pesar de sus recortes; de los supuestos ahorros derivados del combate a la corrupción o del resultado de sus políticas de austeridad (algunas acertadísimas; otras ilegales y cierto número de ellas absurdas), le aseguro que no le cuadrarán las cuentas. No hay dinero para todo lo que pretende. No hipoteque al país. MODERE SUS ANSIAS DE PROMETER.”

A Andrés Manuel le faltan cuatro meses y medio para asumir el poder. Tiempo en que debe de reflexionar sobre sus compromisos y como va a cumplirlos.

Y sus colaboradores deben sentar cabeza y aguantarse las ganas de reflectores. Esperen los tiempos, que ya están cerca. No se aceleren.

Al virtual Presidente electo le decimos por nuestra parte: despacio, Andrés Manuel. Despacio, que vamos de prisa…

Nosotros como millones de mexicanos deseamos que las cosas mejoren, que haya justicia en todas sus formas para todos.

Confiamos en que haya prudencia en el nuevo gobernante para que pueda llevar a México a mejores niveles.Los

 

 

invito a escucharnos todos los lunes, miércoles y viernes  de 5 a 6 pm en DIALOGOS a través del portal http://www.novaradio.mx/ y Facebook Nova Radio.

Anterior Rformas constitucionales son contrarias al bien común : Corrales Burgueño 
Siguiente AGENDA POLITICA

Sin comentarios

Deja una respuesta