LOS PUNTOS SOBRE LAS IES


 

  – José Angel Sánchez López –

 

El que abre la puerta de una escuela, cierra una prisión.     Víctor Hugo

 

De muchos años a la fecha el problema de las aulas de cartón en Sinaloa parecía inacabable.

 

Administraciones, Gobernadores, Alcaldes venían y se comprometían a acabar con ese problema surgido de la urgencia de los padres de familia para que sus hijos pudieran acceder a la educación básica.

 

En todos los casos, en las colonias populares los niños no alcanzaban cupo en el plantel mas cercano, o simplemente no había escuela cercana y los padres no tenían recursos para enviarlos en camión u otro medio hasta donde había alguna y todavía quedaba el problema del cupo.

 

Surgía entonces la ramada con paredes de cartón “habilitada” como “escuela”.

 

Y venía entonces la lucha para que la SEPyC la reconociera y enviara maestro. Mientras, vecinos del lugar hacían las veces de improvisados mentores.

 

Finalmente venía el maestro o la maestra que accedía a trabajar casi en la intemperie y se sumaba a la demanda de un aula adecuada.

 

Los gobernantes emprendían acciones pero nunca las suficientes para erradicar el problema.

 

Cuando parecía que estaba a punto de lograrse en alguna administración surgían mas “aulas” de cartón y nuevas demandas de maestros y edificio apropiado.

 

El crecimiento de la población tanto por los índices de natalidad como por la llegada de familias provenientes de otros Estados o las que huían de la sierra por la violencia incontrolable.

 

El Gobernador Quirino Ordaz Coppel tomó la decisión de atacar a fondo el problema.

 

Había avances pero faltaba empujar y llevó al ex alcalde de Ahome, Alvaro Ruelas Echave a la Dirección del ISIFE ( Instituto Sinaloense de Infraestructura Educativa) con la encomienda de poner fin al problema y levantar la bandera blanca.

 

El miércoles pasado se alcanzó el objetivo.

 

A Choix fue el Gobernador Quirino Ordaz a inaugurar y entregar a la escuela “Amado Nervo”, las nuevas aulas que permitirán a los niños y sus maestros trabajar en espacios adecuados.

 

Con gran satisfacción del Gobernador, exclamando “la mejor apuesta es la educación”, hizo la declaratoria formal de Bandera Blanca, Sinaloa sin aulas de cartón ante el júbilo del Alcalde Omar Rubén Gill Santini, niños, maestros y padres de familia.

 

Alvaro Ruelas había cumplido la encomienda del Gobernador.

 

Acabar, por ahora, con el problema de las aulas de cartón lo que ha representado una inversión de 49.6 millones de pesos, con la que se construyeron 83 espacios (aulas, sanitarios, oficinas administrativas).

 

Cabe señalar que esa escuela choiceña es la primera que se construye en el municipio serrano desde 1979, hace 40 años, cuando Alfonso G. Calderón gobernaba Sinaloa.

 

Hoy, 40 escuelas de 13 municipios que tenían aulas de cartón tienen edificios funcionales en beneficio de 3,113 alumnos que dejarán de recibir clases a la intemperie, en aulas de cartón o bajo los árboles.

 

Claro, el crecimiento demográfico incontrolable de las ciudades y pueblos hará

surgir nuevas aulas de cartón pero, al menos en esta administración, podrán ser atendidas de inmediato las necesidades de esos niños atendiendo las demandas de espacios para nuevos alumnos.

 

Por lo pronto Sinaloa no tiene ya aulas de cartón.

Print Friendly, PDF & Email
Anterior Necesario tomar acuerdos para que la institución siga avanzando y proteger la relación laboral: JEGL
Siguiente Crean prototipo tecnológico para mejorar el conteo de camarón en las granjas

Sin comentarios

Deja una respuesta