No hay diferencia entre el valor nutrimental de un alimento orgánico y uno que no lo es: nutriólogo


Comparte ésta información con tus contactos

Miércoles 21 de marzo de 2018.

 

No existe diferencia entre el valor nutrimental de un alimento orgánico a uno industrializado, aseguró el doctor Netzahualcóyotl Diaz Ureta, investigador de la Unidad Académica de Ciencias de la Nutrición y Gastronomía de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

En entrevista el catedrático explicó que la tendencia a consumir alimentos orgánicos comenzó en los años sesenta y setenta junto con los movimientos hippies, quienes introdujeron a su dieta una alimentación vegetariana y orgánica.

Agregó que dicha tendencia continuó hasta nuestros días siendo convertida ya en una moda por las personas que creen consumir alimentos más saludables, aun cuando no existe un organismo que certifique cuándo un alimento es orgánico y cuándo no lo es.

“Aquí en México, por ejemplo, no tenemos una institución ni un órgano que regule eso; en Estados Unidos sí, el órgano de agricultura de ese país tiene su aval de alimentos orgánicos y por lo menos eso da un poquito más de confianza a la gente que lo consume”, reveló.

Además dijo que para que un producto sea considerado orgánico debe pasar por un proceso de producción cien por ciento natural que va desde la siembra hasta la cosecha, en el caso de los vegetales y las hortalizas; y en el desarrollo adecuado de los animales, en el caso de los alimentos de origen animal.

“Para que un alimento se clasifique como orgánico necesita tener muchos avales desde su fabricación o desde su siembra, por ejemplo si es alguna hortaliza, fruta o verdura, e inclusive si es alguna proteína de res o de pollo, o algún derivado como el huevo y el yogurt; casi desde que el animal nace o desde que se planta la semilla y la tierra donde sea plantada tiene que ser virgen por decirlo de esta manera”, agregó.

No obstante, la mercadotecnia ha participado enormemente para la introducción de estos a la dieta de las personas y a ella debemos que sean considerados como un estilo de vida de aquellos quienes gustan de cuidar su figura o mejorar su salud.

“De hecho, uno de los puntos que hay que especificar es que un alimento que no sea orgánico, es decir un alimento clásico por llamarlo así, no tiene por qué ser nocivo para la salud si nosotros en nuestro hogar lo lavamos y desinfectamos correctamente”, expuso.

En ese sentido, el investigador hizo un llamado a la población a no dejarse llevar por la publicidad y a elegir productos de calidad sin importar si en la etiqueta dice “orgánico” o no; pero sobre todo, a no sentirse culpables si no los pueden adquirir.

“No hay que creer que los alimentos orgánicos son mejores que los regulares; sí es cierto si usted tiene una indicación de evitar colorantes, fertilizantes y químicos se vale que los adquiera”, concluyó.

Anterior Con Desfile de Carros Alegóricos Celebran la Llegada de la Primavera
Siguiente Conmemoran el 212 Aniversario del Natalicio de Benito Juárez.

Sin comentarios

Deja una respuesta