“López Obrador es un fenómeno político”, asegura Avidel Villareal, consultor político


Comparte ésta información con tus contactos

Villareal reconoció que López Obrador es una persona que cuenta con muy altos niveles de aceptación pese a los señalamientos que se hacen en su contra


El consultor y estratega político panameño, Avidel Villarreal, consideró que desde el punto de vista de la estrategia, el presidente Andrés Manuel López Obrador es un fenómeno político.

En el espacio de Radio Fórmula de Joaquín López-Dóriga, el consultor reconoció que López Obrador es un persona que cuenta con muy altos niveles de aceptación pese a los señalamientos que se hacen en su contra.

“Ha logrado enfrentar la mayoría de los señalamientos que se le hacen diario y creo que se alimenta y se fortalece de ellos y se constituye de esta forma en un escudo para su gestión”, apuntó.

Indicó que, desde su punto de vista, las circunstancias en las que se desenvuelve López Obrador son particulares y que pese a ellas, cuenta con más del 60 por ciento de aceptación.

“Cuando lo vemos desde el punto de vista de la estrategia, yo tengo que considerarlo como un fenómeno político y considerando lo que acabo de decir, las circunstancias en las que está gobernado y frente a los retos que se han planteado en el país”, dijo.

Villareal, cuyo más reciente caso de éxito fue en Nayarit con el actual gobernador de la entidad Miguel Ángel Navarro Quintero, recordó que la estrategia política es el corazón de toda campaña y que los candidatos que no hacen precisamente lo que se debe hacer pierden las elecciones.

“Parte de la responsabilidad de un consultor es poder diagnosticar el tipo de candidato que se tiene en cada una de las campañas y saber con cuanta disciplina se cuenta y estar al pendiente, en algunas más que en otras, de lo que hace el candidato y de lo que hace el equipo de campaña”, indicó.

Para el especialista, una parte importante está en una estrategia que él mismo elaboró en la que se logra la inmersión total al atender únicamente a un candidato a la vez.


“Por eso nosotros planteamos el sistema o el diseño de inmersión total, que es estar involucrados en todos los procesos de la campaña y a tiempo completo para cada uno de los candidatos que atendemos, lo cual implica que no se puede estar en 10 o 12 campañas a la vez, el tiempo es un recurso limitado por lo tanto, requiere especialización en lo que se hace para que se obtengan los resultados que se buscan que, en todo caso, es ganar”, dijo.

Aseguró que se trata de una estrategia especial que da resultados positivos.

“Yo planteo ese nivel de atención, yo sí creo en que no se puede estar atendiendo a tres o cuatro estados a la vez cuando se es estratega general de una campaña y se plantea un esquema de trabajo en el que tienes que estar desde los estudios iniciales hasta el tracking que define la elección el día antes de la elección, o cuando se haga la última medición porque esto involucra a todo el proceso de comunicación y al proceso de comunicación digital muy al pendiente de todo el trabajo que se está haciendo en tierra, el manejo de las plataformas de comunicación o de bases de datos”, explicó.

Sobre la diferencia entre la campaña y gobernar, apuntó que se trata de dos momentos completamente distintos para los cuales se diseñan las estrategias correspondientes.

“Se trata de dos momentos distintos, una cosa es la campaña, cuando se es candidato y otra cosa es cuando se gobierna, en la campaña hay una mayor disposición y mayor oportunidad para decidir qué hacer y qué decir cuando se gobierna se tiene que entender otro tipo de esquema con el que se tiene que trabajar y muchas veces hay otras limitantes”.

Además, aseguró que el ser un buen candidato no garantiza que se sea un buen gobernante.

“El que seas un buen candidato no garantiza que seas un buen gobernante y hay también candidatos que han terminado con elecciones muy ajustadas y terminan gestiones con una altísima popularidad o con una altísima aceptación”, indicó.

Apuntó la importancia que tiene gobernar una vez que se concluye la campaña.

“Gobernar implica mucho más que lo que se está haciendo dentro de una campaña, gobernar es el gran reto, lo que te permite trascender es quién resulta ser un buen gobernador o quién resulta ser un buen presidente y difícilmente un triunfo electoral va a ser lo único que te lleve a trascender, porque lo que lleva a trascender es quien lo hace bien cuando ocupa un cargo de elección”, puntualizó.

Anterior México supera las 283 mil muertes por COVID-19
Siguiente Gobierno se deslinda de conflicto en Dos Bocas; condena represión