Costo de vidas en México por COVID-19 es “abrumador”: Universidad de California


Comparte ésta información con tus contactos

La Universidad de California, campus San Francisco, criticó duramente las acciones del Gobierno de México durante la pandemia de COVID-19


La Universidad de California, campus San Francisco, señaló que la falta de actuación por parte del Gobierno de México ante el COVID-19 contribuyeron a que nuestro país se encuentre entre los más golpeados por la pandemia.

Actualmente, México ocupa el tercer lugar mundial de muertes por coronavirus, solo por debajo de Estados Unidos y Brasil, que suman 564 mil 396 y 361 mil 884 defunciones respectivamente.

Un informe del Instituto Global de Ciencias de la Salud de la UCSF apuntó que si la Administración federal hubiera actuado como la mayoría de gobiernos en todo el mundo, el número de muertes en México sería significativamente menor.

Algunos de los errores señalados por la institución educativa fue no recomendar a tiempo el uso de cubrebocas; no implementar restricciones de viajes; no realizar suficientes pruebas; no proporcionar equipo de protección a personal de Salud; no cambiar estrategias y no imponer medidas de distanciamiento social.

Decisiones clave sobre cómo enfrentar la crisis de salud se basaron en supuestos injustificados, sin una evaluación suficiente de los riesgos que entrañaban dichos supuestos”,expone el informe.

La Universidad de California también criticó la “excesiva” concentración de la autoridad y “una campaña gubernamental que priorizó mantener las apariencias y la política partidista antes que la salud”.

No es una coincidencia que los países con el peor desempeño en su respuesta a la pandemia de COVID-19 tengan líderes populistas”, señala el informe. “Tienen rasgos en común, como minimizar la gravedad de la afección, desalentar el uso de cubrebocas, dar prioridad a la economía en lugar de a salvar vidas, y negarse a unir fuerzas con sus oponentes políticos para desplegar una respuesta coherente”.

Consideró que las autoridades sanitarias consideraron desde el inicio de la pandemia inútiles los esfuerzos para detener o contener al COVID-19, “defendiendo en cambio una estrategia de mitigación, así como la preparación del sistema de salud para atender a la minoría que requeriría atención médica”.

Es probable que la alta prevalencia de enfermedades crónicas, en combinación con la falta de atención médica oportuna y de calidad, haya contribuido a una mortalidad relativamente alta por COVID-19 en la población joven de México”, expuso el informe.

También criticó el Semáforo Epidemiológico, que en la Ciudad de México retrasó el color Rojo hasta el 18 de diciembre, momento en que se dispararon los contagios y muertes a nivel nacional tras meses de descenso.

 

Anterior ¡Vamos a ganar!, el grito de Sinaloa por Mario Zamora
Siguiente CANDIDATOS. SEGURIDAD PÚBLICA Y SUS DIFERENCIAS.