CORRUPCIÓN UN MALESTAR PANDÉMICO


COMPARTE ESTA INFORMACION CON TUS CONTACTOS...

Como una epidemia pandémica la corrupción se anida con más intensidad en las esferas del gobierno.

Viernes 24 de junio de 2022.

Dejar impunemente que los criminales masacren sacerdotes y ciudadanos, conmociona la seguridad ciudadana.

Los gobiernos han sido cómplices de que la inseguridad siga corroyendo las entrañas de la sociedad y ulcere sus vísceras intoxicando la sangre de sus venas. La tranquilidad se pierde y la incertidumbre golpea en los oídos de quien teme ser lastimado por las balas asesinas.

La corrupción pega duro en el ánimo del Presidente. Se enoja y despotrica diciendo que los enemigos de su gobierno son los que se han encargado de pretender distorsionar que la inseguridad es mucho más violenta que en los gobiernos anteriores.

Los datos con los que cuenta no le servirán para convencer que su estrategia si es que lo es, es mucho mejor que las anteriores y afirma todavía que la seguirá sosteniendo y que no habrá cambios en su administración.
Cuídense mexicanos porque en cualquier esquina del lugar donde vivas te puede alcanzar una bala asesina sin saber de donde salió o quien la disparó. Los homicidios crecen mucho más que en los gobiernos criticados por el actual Mandatario Nacional.

Sinaloa no es la excepción. La corrupción destila pus de los libros de registro de la contabilidad gubernamental uy obra pública realizada. Compras cuantiosas que no se licitaron y presupuestos de obra muy abultados. Desvíos millonarios que no llegaron al Instituto de Pensiones, un dinero de los trabajadores que el Sindicato amordazado no ha tenido el valor de manifestarse.

El Sistema Anticorrupción Estatal, sigue sin dar resultados. No se le ve su actuación. Mucho se dice de los grandes desvíos de recursos públicos que ocurrieron en los gobiernos de Mario López Valdez y Quirino Ordaz, y la Auditoria Superior del Estado, con la boca abierta y sin decir nada ¿Le tienen amarrada las manos o le cortaron las uñas para que no lastimara?

Mucho queda todavía por investigar, el de Malova, un gobierno muy criticado al igual que el de Quirino; sin embargo, la corrupción fue solapó al grado que ningún pellizco se les dio, y hasta la sociedad que depende de la dádiva del gobierno tampoco les cree, pero tienen que simpatizar con quien les da el subsidio para comer.

Dejar de revisar la cuenta pública o simular que se hace, es corrupción. No castigar al corrupto por compromisos políticos también es corrupción. El discurso de quien gobierna dice detestar la corrupción, pero la sociedad exige lealtad al compromiso contraído. Que se investigue a fondo y que la soga amarre el cuello del bandido.

Investigue Gobernador las cuentas públicas de Malova y Quirino, no violará sus lealtades políticas. La sociedad confía en usted, pero quiere también castigo a los que se fueron y ejercieron abusivamente el poder que se les otorgó.

Llegaron al gobierno quebrados y se fueron tan llenos y con arrogancia cínica, exhibiéndose como aquél famoso monumento a la corrupción, la estela de luz de Calderón.

Mientras que la corrupción ocupe la atención de todos, la militarización avanza. Las fuerzas políticas contrarias a Morena, se siguen debilitando, son muchos los conflictos que enfrentan y descuidan los asuntos de interés nacional, que si no se atienden, será mucho el daño que le causarán al País.

¿Usted qué opina?

Anterior Entregan apoyos del programa emergente a productores de ganado y equipamientos para emprendedores y Mipymes
Siguiente FGR extorsionó para hacerse del cheque de 2 mil mdp que Gertz entregó a AMLO, confirma Elías Sacar (Video)