EL PARTIDO SINALOENSE. INDEPENDENCIA Y PROYECTO SOCIAL


COMPARTE ESTA INFORMACION CON TUS CONTACTOS...

¿Transparencia en política? No es un hecho que se conozca. ¿Qué hay políticos que desean que las cosas sean diferentes? sí, los hay. Reproches por lo que esto escribo, los tendré. Colas se arrastran y hasta las presumen

Jueves 15 de septiembre de 2022.

Es cuestión de tiempo para que los críticos de la política y los opinólogos puedan exponer lo que sienten, con lenguaje claro, directo y libre. Han dicho algunos que quien esto escribe es pagado, pero no dicen por quién. Seguro que a esas voces las premian por hablar.

Hoy pasaré la brocha para dar una pincelada al Partido Sinaloense, dirán que para eso me paga Héctor Melesio Cuén para hablar bien del proyecto político del PAS. Sin embargo, los que critican merecerán mi respeto cualquiera que sea el lenguaje que utilicen.

No niego que por varios años colaboré en el servicio público en los gobiernos del PRI, también lo hice en los gobiernos del PÁN y del PRD. Me identifiqué con el servicio público no con los colores partidistas. Hice amigos, todavía conservo a algunos, pero eso no fue pretexto para dejar de cumplir con el trabajo encomendado.

Que le tengo afecto a Héctor Melesio Cuén, no lo niego, no tengo porqué ocultarlo. Que fui un colaborador cercano en su Rectorado tampoco lo niego, pero en ningún momento me instruyó como Abogado General de la UAS, para favorecer intereses personales o de grupos sindicales o de la administración.

Que afirmo que es una persona que trabaja más allá de lo que comúnmente lo hace una persona ordinaria, es una cualidad que deberá reconocérsele. Que constituyó un partido político, no le veo ninguna anormalidad. Familias enteras han formado y registrado partidos políticos nacionales y han formado parte del gobierno, recibieron financiamiento como también lo recibe el PAS. Es dinero del gobierno no de la UAS, aunque el comentario reviente algunas ampollas.

El trabajo político del PAS y el de su dirigente moral Cuén Ojeda le han sobrado descalificaciones ahora auspiciadas desde el gobierno y por militantes de un partido político enemigos de Cuén Ojeda. Sin embargo, las críticas no han pasado más allá que el escándalo que producen, eso es a lo que le apuestan no a la verdad de los hechos.

El PAS promueve un proyecto político que hace subir su rentabilidad. Eso es lo que les duele a sus oponentes, que operan con la estructura política del PAS porque Morena no la tiene. Sus aliados, son los ciudadanos que creen en un cambio real, en una tribuna abierta que pueda ser utilizada y manifestarse libremente.

El Partido Sinaloense, está en una mejor oportunidad de promoverse de manera independiente, no tendría necesidad de cobijarse con los colores de otros partidos que muy poco le han apoyado y mucho les ha servido.

Hay que reconocer que, para las contiendas políticas nacionales, tiene que hacer alianza con algún partido político nacional, pero los cuidados en las decisiones que tome es un imperativo. La franqueza de Cuén Ojeda provocó algunos disgustos, por el solo hecho de no simpatizar con las corcholatas de quien gobierna.

Cuén Ojeda, es abierto y directo. No se anda por las ramas, dice lo que piensa y eso gusta a la militancia y a sus simpatizantes. Sabe tomar decisiones, aunque algunas no sean de las simpatías de su círculo cercano. Escucha y se esfuerza por corregir los errores que comete.

Incorporarse al gobierno, fue una experiencia. Buena o mala, pero la fue. No hay porqué ver hacia atrás, su misión ahora es impulsar el proyecto político del PAS. Subordinarse no es parte de su formación, porque no es de los que esperan que le ordenen de lo que debe hacer. Puso el ejemplo en pocos meses de lo que es el trabajo y su productividad. Eso hizo enojar a algunos y convencieron al Gobernador que no era conveniente tenerlo ahí.

Le han puesto muchas zancadillas y no lo han podido derribar. Le atribuyen un rosario de controles políticos en una Institución de Educación Superior, que tampoco le han podido demostrar. Lo cierto es que por más que se le pretenda deshonrar más fuerte lo volverán. Solo o en alianza, el PAS dará mucho a Sinaloa, pero es seguro que en algún momento también será gobierno.

Cuén Ojeda seguirá irritando la piel a más de alguno, habrá todavía algunas escaramuzas pero su aspiración política no se niega mientras más se acerca el 2024.
¿Usted qué opina?

Anterior Senado recibe iniciativa para extender participación de Fuerzas Armadas en tareas de seguridad
Siguiente Rector invita a disfrutar en familia del Festival de Fiestas Patrias