REGLAMENTAR EL USO DE COLORES Y LOGOS OFICIALES EN BIENES PÚBLICOS


Comparte ésta información con tus contactos

En diversas ocasiones me he pronunciado de la necesidad de reglamentar el uso de colores y logotipos en bienes propiedad de la federación, el estado y municipios (bienes públicos).


Es muy común, porque se nos hace normal, que al inicio de cada administración gubernamental se lleve a cabo un dispendio desmedido de recursos públicos para colorear las ciudades y bienes públicos con el distintivo del partido político ganador en la elección.

El uso de los recursos públicos no es para ornamentar la ciudad y bienes públicos con el distintivo del partido ganador. Es importante que se reglamente el uso obligatorio del color y el logotipo oficial de cada municipio, estado o en la federación. El logotipo deberá ser el escudo oficial que distinga a cada orden de gobierno. El de la federación deberá ser uno de los símbolos patrios. El Escudo Nacional.

Se ha llegado al ridículo de atentar contra el buen uso del escudo nacional diseñándole una especie de águila deformada y utilizada en papelería, vehículos y edificios de la federación. En estados y municipios se ha presentado el mismo fenómeno.

Que en la obra pública se fijen los escudos oficiales que correspondan, y que sea motivo de sanción utilizar logotipos particulares (como tomates y puro Sinaloa) que distingan a una administración gubernamental, gastando recursos públicos que mucho hacen falta en resolver necesidades de la población.

Cada tres o seis años, los bienes públicos cambian de color. Son parte de un pasado que no debimos tener. Se ha visto como algo natural. Sin embargo, ha sido y es una forma para realizar negocios personales lucrando con recursos públicos.

Sinaloa y sus municipios tienen un excelente escudo que los distingue dentro y fuera de la Nación y un orgullo utilizarlos. Lo mismo ocurre con el resto de las entidades y municipios del País.

Las auditorías de los Congresos deben observar como uso indebido de recursos públicos los que se destinen para crear y usar logotipos que representen una corriente política ganadora en determinada elección, apartándose del uso de los símbolos oficiales.

La papelería gubernamental, debe utilizar el escudo oficial de cada orden de gobierno, prohibiendo que en la misma se estilen logotipos diseñados para representar a determinada administración. Los bienes y papelería públicos deben utilizar colores y logotipos únicos mientras estén en servicio.

Se ha llegado al absurdo de sustituir del lugar oficial que debe llevar el escudo nacional, el de los estados y municipios, por un logotipo particular simbolizando a una administración gubernamental porque así se ordenó que se utilizara.

Parece ocioso este comentario, pero si analizamos de manera objetiva lo que cotidianamente ocurre en los periodos que mencioné, los abusos son muchos y el costo presupuestal es considerable.

Los comentarios del suscrito han quedado ahí, como simples observaciones sin interés.

Los que asumen el poder ya llevan el diseño preparado para encargarlos a quien los habrá de hacer.

Sería recomendable que en la Ley de Símbolos Patrios se incorpore el uso oficial de alguno de ellos en los bienes de la federación. Misma recomendación que deberá realizarse a estados y municipios, porque basta que cada tres o seis años cambien de color los bienes públicos en nuestras comunidades.
¿Usted qué opina?

Anterior Detienen a alcalde electo de Cazones, Veracruz, por asesinato de candidato
Siguiente LO DIJO MONTOYA. 24 DE JUNIO DE 2021.