UNA REFLEXIÓN. 23 DE JULIO DE 2021.


Comparte ésta información con tus contactos

EL DIFÍCIL REGRESO A CLASES PRESENCIALES


Por: José Antonio Servin.

La pandemia nos cambió la forma de vida. Nos enclaustramos, perdimos en mucho contacto con el mundo físico, ya no nos saludamos extendiendo la mano franca y abierta; solo mostramos el puño, vivimos con la mitad de la cara oculta, dejamos de frecuentar personas y lugares y trabajamos desde casa, entre otras muchas cosas más.

Una de las cosas que se tuvieron que hacer a fuerzas fue continuar con el año escolar mediante el apoyo de uno de los más geniales inventos del siglo XX, el Internet, que nos permite hacer conexión desde los lugares más remotos.

Gracias a la WEB, los educandos pudieron rescatar sus 2 ciclos lectivos en mayor o menor grado, aunque con las deficiencias y retrasos obvios y con la ausencia dolorosa de la convivencia social, imprescindible sobre todo en los primeros años de la instrucción, cuando se va forjando el carácter de nuestros niños.

Fue enorme el esfuerzo que profesores en algunos estados de la República, abrieron las puertas de sus hogares e improvisaron los salones de clases lo mismo en el comedor, que en la recámara o en la sala; las maestras cumplieron desde su trinchera con su triple función: ser esposas, madres y profesoras de tiempo completo.


Para ellas y los Maestros en general mi absoluto reconocimiento y gratitud por todo el bien hecho a favor de la niñez; valoro su sacrificio y dedicación.

Ahora todo apunta a que el día 30 del mes próximo como la estado anunciando el presidente Andrés Manuel López Obrador, se reanuden las actividades escolares en las aulas con todos los riesgos de asistir presencialmente. Es indudable que no se van estar en condiciones y lo mejor seria en tiempos de un semáforo verde y con la población vacunada, es verdad la distancia nos aleja y la cercanía entre los alumnos y de ellos con sus profesores es indispensable para el desarrollo armónico de la personalidad de los estudiantes.

Pero… el eterno pero. Esa conjunción adversativa que se encuentra siempre presente en nuestro vocabulario cotidiano y que la usamos más que como sustantivo, no podía faltar en este asunto del retorno a clases presenciales.

Conviene o no el retorno a clases presenciales en estos momentos? Los índices de contagios de esta tercera ola de Pandemia de Covid19 y sus variantes son alarmantes ya en México y sobre todo en nuestro Estado Sinaloa y a la falta de previsión global para evitar que se siga expandiendo geométricamente y una apuesta errónea a las vacunas, pretendiendo considerar que éstas son cura o alivio y que basta su aplicación para que desaparezca este virus que nos asedia embozadamente a todos, torna difícil y preocupante el regreso a clases.

La presión es mucha por el gobierno federal. La reactivación económica ha sido una exigencia, sin embargo hay tenemos en estos momentos los resultados el alto número de contagios y muertes y en espera de una próxima cuarta ola que se espera en el mes de Septiembre, el retorno presencial a clases parece una decisión equivocada porque la mayor parte de la población estudiantil no se encuentra vacunada y por tanto es susceptible de ser contagiada y ser contagiosa y llevar virus a sus casas y será el cuento de nunca acabar.

Se propone un sistema híbrido y voluntario para que sean los Padres los que decidan si llevan o no a sus hijos a la Escuela. Me parece demasiada carga a quienes no deben llevarla. Esa es responsabilidad del Gobierno como organismo rector de la educación.

Regresar a clases presenciales sí y solo si existen medidas que resulten obligatorias como el uso permanente de cubre bocas incansable para la gente de escasos recursos económicos y debería ser que la misma autoridad educativa los proporcionara además estar atentos a el lavado constante de manos y sobre todo la sana distancia de los alumnos y otra vez me preguntó los gobiernos estatales tienen una cuantificación de los daños a la infraestructura educativa, el vandalismo y saqueó que prevaleció en planteles educativos y lo más más importante las escuelas públicas contarán con verdaderos baños dignos para el bien de su salud de la comunidad educativa.

El Gobierno se ha dejado llevar por la frivolidad y el negocio; ha sido permisivo y cómplice para permitir las fiestas, reuniones, bailes, espectáculos deportivos, la convivencia en bares, antros y balnearios, olvidándose de que mientras mas se aglomera la gente más se contagia y los afectados son nuestros niños que continuarán en el encierro gracias a la tibieza de las autoridades de los tres niveles de gobierno y sin duda la inrresponsablilidad de muchos padres de familia. Es tiempo de rectificar.

Agosto será el momento de la gran definición. Retorno a clases presenciales, (y otra vez la conjunción adversativa) pero a condición de extremas medidas de seguridad o el peso de las muertes de nuestros hijos estará siempre en la conciencia de quienes nos gobiernan y no cumplen con la obligación que les impone el artículo 4 de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos.

Les deseo un excelente fin de semana y bendiciones.

Anterior Clima México hoy 23 de julio: lluvias con tormentas en centro, sureste y noroeste del pais
Siguiente El PAS en busca de la aplicación del estado de derecho en relación al recurso de reconsideración sobre la asignación de una diputación plurinominal.